El consejero delegado de Apple, Tim Cook, mantuvo el una audiencia privada con el Papa. Solo unos días antes, Francisco recibió al presidente de Alphabet, la compañía propietaria de Google. Ambos encuentros se producen en un momento en que se preparan grandes cambios en la configuración de los medios de comunicación del Vaticano

El Papa recibió al consejero delegado de Apple este viernes, el mismo día en que se hacía público su Mensaje para la Jornada de las Comunicaciones Sociales. El texto dedica gran atención a las nuevas tecnologías y a las redes sociales, que «son capaces de favorecer las relaciones y de promover el bien de la sociedad, pero también pueden conducir a una ulterior polarización y división entre las personas y los grupos» o convertirse en instrumentos para «un linchamiento moral» contra las personas.

Francisco ha reflexionado a menudo sobre el potencial y los peligros de Internet, a pesar de que él mismo ha confesado que no sabe utilizar un ordenador. Eso no le impide, sin embargo, comprender la importancia de las nuevas tecnologías.

Cambios en la comunicación vaticana

 

El Pontífice recibió el viernes al consejero delegado de Apple, de visita en Italia, ya que la compañía norteamericana va a erigir un centro en Nápoles dedicado a enseñar a estudiantes a desarrollar “aplicaciones” para dispositivos móviles. Fue un encuentro privado de apenas 15 minutos y del que la Santa Sede no dio detalles.

La comunicación vaticana se haya inmersa en un momento de profundos cambios, lo cual explicaría la necesidad de buscar socios tecnológicos. Una semana antes, el 15 de enero, Francisco recibió al presidente de Alphabet, la compañía propietaria de Google. Eric Schmidt acudió acompañado de Jared Cohen, presidente de Google Ideas y antiguo funcionario del Departamento de Estado norteamericano. Schmidt y Cohen publicaron en 2013 conjuntamente el libro The New Digital Age: Reshaping the Future of People, Nations and Business, sobre cómo las nuevas teconologías están cambiando el mundo.

Tampoco se dieron detalles de ese encuentro, si bien las cámaras captaron algunas frases aisladas del presidente de Alphabet, como «me comprometo a trabajar para realizar estos puntos… Lo vamos a conseguir».

Cohen le pidió al Pontífice que le escribiera un mensaje a su hija Zelda, de 22 meses, a lo que Francisco accedió inmediatamente.

Alfa y Omega

Anuncios