Las 70 Cáritas diocesanas de todo el país celebran 
la jornada bajo el lema Practica la Justicia. Deja tu huella

Todas las Cáritas diocesanas de nuestro país celebran el próximo 29 de mayo el Día de Caridad, una jornada anual convocada por la Iglesia católica en España con motivo de la festividad del Corpus Christi. Para ver el mensaje episcopal pinche [AQUÍ].

Bajo el lema Practica la justicia. Deja tu huella, Cáritas lanza, dentro de su campaña institucional para esta jornada, una invitación a practicar la justicia en nuestra vida cotidiana, a proteger y defender los derechos fundamentales de todas las personas para erradicar la pobreza en el mundo. Para ver los materiales de la Campaña pinche [AQUÍ].

Evocando el pasaje evangélico en el que se lee «id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos. Curad enfermos, resucitad muertos, limpiad leprosos, arrojad demonios. Gratis habéis recibido, dad gratis» (Mt 10, 7-8), la campaña de Cáritas propone, como se explica en los dípticos editados con motivo de la jornada, «salir al encuentro de los demás, a dar gratis nuestra propia vida, a dejarnos tocar y desgastar. En el Día de Caridad y en todo momento, estamos llamados a dejar huellas de justicia y de fraternidad, de amor que se conmueve ante el dolor y el sufrimiento humano».

Activar nuevos estilos de vida

Para ello, es necesario «activar un estilo de vida que nos lleve a ser agentes de transformación de nuestra sociedad, en los barrios, en todos los ámbitos, personales, laborales, familiares, y en todos los espacios donde convivimos con otros, así como a cuidar de nuestro planeta, nuestra casa común». Porque «si somos capaces de lograr un equilibrio entre nuestra forma de vivir, de pensar y de actuar, lograremos mejorar nuestro entorno haciendo posible que nuestra huella sea sostenible y solidaria, capaz de transformar la realidad».

Junto a la celebración litúrgica y comunitaria del Corpus Christi, el Día de Caridad es un momento propicio para reflexionar sobre el tipo de huellas que cada uno hemos dejado durante todo el año a nuestro entorno más próximo –en la familia, con los amigos, en el trabajo, en el tiempo libre— y en qué medida han servido para construir solidaridad, tejido social, respeto, sostenibilidad, paz…

Cáritas nos propone participar de manera solidaria en iniciativas ciudadanas orientadas al bien común y a asumir lo que es responsabilidad de todos para lograr una sociedad en armonía. De lo que se trata, en suma, es de «deja huellas de justicia a nuestro paso». ¿Y cómo hacerlo? En los materiales de la campaña del Día de Caridad se nos dan algunas buenas pistas para dejar:

– Huella de denuncia social
– Huella de consumo responsable y colaborativo
– Huella sostenible y responsable con el medio ambiente
– Huella de paz y no violencia
– Huella de integración de lo diferente
– Huella de defensa de los derechos

Vivir el Año Santo de la Misericordia

La campaña institucional de Cáritas, que, junto con el Corpus Christi, tiene otro de sus momentos fuertes en Navidad, coincide este año con la celebración del Año Santo de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco y cuyo sentido inspira de lleno los contenidos de la misma.

Como dice Francisco en su convocatoria del Jubileo de la Misericordia, «siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado».

La misericordia en la mirada al hermano

Es esa mirada con ojos sinceros al hermano donde la misericordia toma, también, el nombre de justicia, de esa justicia que se nos invita a practicar para dejar nuestra huella. Pero, ¿qué significa practicar la justicia? La respuesta está en la esencia misma del mensaje cristiano: amar al prójimo, a nuestros semejantes, como a uno mismo.

«Practicar la justicia —se explica en los materiales editados con motivo de la campaña— es hacerles lo que a ti te gustaría que te hicieran si estuvieras en su lugar. Es tratar con dignidad a todo ser humano, porque es de tu misma familia, la humana, hijo e hija de tu mismo Padre-Madre Dios. Es no quedar indiferente ante su sufrimiento y necesidad cuando le son arrebatados sus derechos, y no puede vivir dignamente por la injusticia de otros. Es movilizarse y actuar porque lo que a él le pasa, a mí me pasa, lo que a él le golpea, a mí me golpea».

Defender la dignidad y los derechos de las personas

Cáritas se plantea, a través de su campaña institucional 2015-16, emprender un camino hacia las fuentes de su identidad para ser presencia activa y un referente en valores en la sociedad. Para ello, los ejes principales de esta campaña son la dignidad de las personas y sus derechos, el trabajo por la justicia y el papel fundamental de la comunidad cristiana en la transformación real de los diferentes ámbitos sociales, tanto en su dimensión nacional como internacional.

«Con esta nueva campaña –explica Eva San Martín, coordinadora de la campaña– invitamos a cada persona, a las comunidades y a la ciudadanía a dejar su huella de justicia para construir un entorno y una sociedad sostenible y accesible; a adoptar un estilo de vida solidario y justo; y a participar de forma comprometida con gestos y acciones concretas en el respeto de los derechos fundamentales de todos».

Rendición de cuentas y análisis de la realidad

La celebración del Día de Caridad es también la cita anual en la que todas las parroquias invitan a apoyar, a través de la colecta dominical, a los fines y objetivos de Cáritas. Y es, además, el momento en el que todas las Cáritas del país rinden cuentas sobre la actividad desarrollada a lo largo del año y cuál es la evolución de las personas acompañadas a través de los miles de proyectos y recursos en marcha.

Son numerosas las convocatorias informativas que a lo largo de toda esta semana vienen protagonizando los equipos directivos de las Cáritas Diocesanas para presentar sus memorias anuales de actividad. Esos eventos están sirviendo, asimismo, para analizar las características del impacto de la precariedad social en los territorios de sus respectivas Diócesis y los retos que la desigualdad a los que las Cáritas están dando respuesta.

Fuente: AlfayOmega

Anuncios